Ads Top


REVIEW: Crítica de Pitchfork para el álbum "Joanne"


El sitio de la revista online Pitchfork, dedicada a la crítica musical y principalmente enfocada en la música independiente, publicó la vigésima segunda y más reciente review para el álbum "Joanne" de Lady Gaga, que contribuye a la puntuación general de Metacritic.

Con una muy buena calificación, la autora Amanda Petrusich habla de las canciones del proyecto musical para luego afirmar que la nueva era se enfrenta directamente a sus primeros trabajos vacíos en la industria musical. A continuación puedes leer el artículo traducido:


Al comienzo de la década, Lady Gaga trabajó duro para cambiar la reposición emergente como un arte mayor o viceversa, ambos absorbentes y que se extiende a un linaje que incluye visionarios excéntricos como Andy Warhol, Klaus Nomi, Prince, David Bowie, Grace Jones, Elton John, Madonna y Missy Elliott. La mayoría de sus gestos vanguardistas eran extra-musicales, una serie de visiones frescas realizadas íntegramente fuera del estudio y sólo tangencialmente en la conversación con sus atascos de baile sin sangre (Gaga se ha referido a sus primeros trabajos como "pop electrónico sin alma"). No es difícil, ahora, recordar estos trucos desde la memoria: ella se cose un vestido formado a partir de trozos de carne en los VMAs. Ella misma pasó en un huevo semi-transparente en la alfombra roja de los Grammys. Contrató a quien se describe como "artista del vómito" para que vomitara un flujo constante de líquido verde almibarado en sus senos durante una actuación en el SXSW Festival. Su repetida y seria negación de algo remotamente normativo era (y sigue siendo) claramente una potenciación para cualquier persona que se sienta sola en casa en su cuarto, sintiéndose como un verdadero bicho raro. La idea fue siempre la fractura y restablecer una jerarquía. Sólo Gaga podría convertirse en "monstruo" en una expresión de cariño.

E independientemente de si tú encuentras esos movimientos electrizantes o tediosos, es difícil exagerar el valor de ese trabajo como un servicio público, cada generación elige su campeón, y Gaga fue incansable, orgullosa y totalmente dedicada al trabajo. Su éxito comercial también significó que sus compañeros eran listas musicales, para mejor o peor, libre de conseguir compañeros extraños y menos predecibles; Gaga ayudó a marcar el comienzo de una era pop en el que casi nada está demasiado lejos de la salida (o pretencioso) para cantar. Se espera que las provocaciones visuales de un tipo u otro ahora: Sia cantó 'Chandelier' en los Grammys de espaldas a la audiencia, con una peluca platinada, mientras que Kristen Wiig y la bailarina en ese entonces de doce años Maddie Ziegler retozaba a su alrededor en atuendo casi transparente. Para Miley Cyrus es como una cuestión de rutina.

Gaga ha repetido la afirmación de Warhol que "el arte debe ser significativo en la forma más superficial", pero también Warhol insistió en una especie de desprendimiento surrealista; "El sexo es tan abstracto", dijo una vez. La descorporización de Gaga se siente menos deliberada. "Joanne" nunca revela mucho de una narrativa estilística a través de la línea, e incluso sus breves caídas en el indie-rock como sus colaboraciones con Father John Misty en 'Sinner's Prayer' y 'Come To Mama' (Misty también es reconocido como un escritor de "Lemonade" de Beyoncé), y Kevin Parker de Tame Impala en 'Perfect Illusion'(Rihanna hizo un cover de 'New Person, Same Old Mistakes' de Parker en "ANTI"), se siente familiar.

"Joanne" está llena de invitados: Mark Ronson (que lo co-produce), Florence Welch de Florence + the Machine, Josh Homme de Queens of the Stone Age. 'Dancin' In Circles', una canción que co-escribió con Beck, es un canto de club al amor propio. En 2016, el tema de oda a la masturbación no es un tema particularmente atractivo (en la década desde 'She Bop', Hailee Steinfeld, Nicki Minaj, P!nk, The Pussycat Dolls, Britney Spears, y muchos otros que han grabado sobre esto).

Aunque Gaga se dirige a un puñado de preocupaciones serias aquí, algunos tópicos, algunos temas personales, como el asesinato de Trayvon Martin; lo que le sucede a una persona después de que muera, su tratamiento de ellos que a menudo se siente torpe si no es performativo (en 'Angel Down', una oda al movimiento Black Lives Matter [La vida de los negros importa]).

En otra parte, hay indicios de un arco más pequeño, más personal: Gaga lo tiene para alguien que ella sabe que es una mala noticia, pero no está segura de si puede retirarse por el momento. 'Perfect Illusion', el primer sencillo del álbum, luchó por el chart (que debutó en el #15 en el Hot 100), pero tiene una calidad de propulsión y de vértigo que se siente como una muy buena analogía para el proceso de perder por completo su mente sobre otra, sólo para darse cuenta más tarde que ha sido engañada. Suena indignada pero también vagamente trastornada como si hubiera descubierto que está jugando un juego falso, pero aún así se niega a doblar la mano. La canción de apertura, 'Diamond Heart', tiene a Homme en la guitarra, pero los mejores momentos son los de Gaga.

Es la misma historia en 'Million Reasons', que co-escrito con Hillary Lindsey (que colaboró ​​en 'Jesus, Take the Wheel' de Carrie Underwood), una innegable poderosa balada con la que Poison [banda] habría asesinado en 1988. Este tipo de negociación semi-desesperada será incómodamente familiar para cualquiera que haya tratado de querer de una situación condenada algo viable. Su hombre ya le ha dado un millón de razones para romper.

Gaga ha llegado recientemente para ayudar a los civiles a levantarse; la semana pasada, volvió hasta The Bitter End, el pequeño lugar, un encuentro en Greenwich Village donde comenzó su carrera, usando pantalones cortos y una camiseta con la marca Bud Light estampada (Bud Light patrocinó su Dive Bar Tour). En el video de 'Perfect Illusion', donde lleva pantalones de mezclilla, botas de combate negras, una camiseta negra, y una cola de caballo rubia. Yo llevaba un aspecto parecido, aunque con mucho menos éxito, casi todos los días escolares entre 1995 y 1997. Sin embargo, nadie quiere reconocer de inmediato a Gaga a sí misma en su estética. Queremos que ella sugiera un camino que no había pensado antes, para nutrir y aclarar una belleza que ni siquiera nos dimos cuenta que estaba allí. "Joanne" se siente demasiado consciente de sí mismo, una afrenta a la antigua Gaga, el verdadero ser, después de todo, no siempre es el más tranquilo.


Traducción: Lady Gaga Monster Blog
Si copias la traducción, menciona los respectivos créditos.

REVIEW: Crítica de Pitchfork para el álbum "Joanne" REVIEW: Crítica de Pitchfork para el álbum "Joanne" Reviewed by José Delgado on 10/30/2016 01:34:00 a. m. Rating: 5

No hay comentarios