TRADUCCIÓN: Entrevista de Lady Gaga para la nueva edición del periódico Sidney Morning Herald


La edición de hoy (14/10) del periódico The Sidney Morning Herald, uno de los más importantes de Australia, trae un artículo exclusivo con una entrevista a Lady Gaga promocionando "A Star Is Born", con fotografías de la sesión promocional de la película realizada por Peter Lindbergh.

En una conversación con la periodista Jenny Cooney Carrillo en el Festival Internacional de Cine de Toronto, la cantante habla de su papel en la exitosa remake, de su vida antes de ser famosa y de su esperada residencia en Las Vegas. Lee el artículo traducido a continuación:

Lady Gaga no tenía idea de que su vida iba a cambiar la noche en que cantó "La Vie en Rose" en un evento de recaudación de fondos de 2016 en la casa de un amigo en Hollywood. Tampoco sabía que Bradley Cooper estaba allí, hasta el día siguiente en que su mánager llamó con la noticia de que el escritor, actor y director de "A Star Is Born" quería reunirse con ella y hablar sobre su participación en la película.

"Entonces Bradley vino a mi casa en Malibu y abrí la puerta, y juro que en cuanto lo vi, tuvimos una conexión instantánea", recuerda Gaga con una sonrisa. "Antes de que lo supiera, estaba calentando para él todo el espagueti que sobró. Realmente lo logramos".

Cooper recuerda haber estado conmovido por su actuación esa noche (una que ella repite como la canción que la introduce en la película) y que estaba emocionado de haber encontrado a su musa.

"Le pregunté si podía ir a reunirme con ella, porque ni siquiera sabía cómo era realmente ella", reconoce sin rodeos. "Recuerdo que bajó las escaleras y se parecía a Lady Gaga, pero nunca pude verla a los ojos y cuando nos sentamos, sus ojos eran tan hermosos que sabía que tenía que ser ella".

Gaga dice que la audición no fue tan simple. Cinco minutos después de sentarse, Cooper sugirió que intentaran cantar "The Midnight Special", una canción folclórica tradicional interpretada por Creedence Clearwater Revival en 1969.

"Imprimí rápidamente la partitura para tocarla en el piano y la estaba leyendo a primera vista, así que estaba muy nerviosa", cuenta. "Pero conocía un poco la canción y la empecé a tocar. Y tan pronto como comenzó a cantar, simplemente dejé de tocar y dije: 'Dios mío, Bradley, ¡tienes una voz increíble!'."

"Entonces empezamos a cantar y enseguida empezamos a armonizar, a reír y a mirarnos. Y en ese momento, creo que ambos sabíamos que era algo que podríamos hacer juntos".

Después de semanas de negociaciones –no muy diferentes de lo que me imagino que se necesita para entrar en una sala con una líder mundial– finalmente estoy sentada frente a Stefani Joanne Angelina Germanotta, también conocida como Lady Gaga. ("Puedes llamarme Stefani, Gaga o Lady Gaga, mis amigos y mi familia me llaman así", responde cuando le pregunto qué prefiere).

Estamos en una sala de conferencias con paredes de cristal en un templo masónico local; esta descripción no tiene importancia, excepto que es como un espacio disponible para hacer publicidad antes del estreno en el Festival de Cine de Toronto.

Al igual que Cooper, tampoco estaba segura de con quién me reuniría. Lady Gaga irrumpió en la escena musical hace 10 años con su álbum debut, "The Fame", y ha dominado las listas de éxitos desde entonces con éxitos como "Just Dance", "Poker Face", "Born This Way", "The Edge of Glory", "Bad Romance" y su álbum jazz de 2014, "Cheek To Cheek", con Tony Bennett.

Al igual que otras maravillas –creo que Cher, Madonna y Beyoncé– la ganadora de seis premios Grammy, que también ganó un Globo de Oro en 2016 por su papel en "American Horror Story" y recibió una nominación al Oscar el mismo año por Mejor Canción Original (por "Til It Happens To You"), tiene una personalidad más grande que la vida, ya sea que la hayas escuchado cantar o no. Su éxito en reinventarse, a menudo de manera provocativa (sí, vestido de carne, ¡estoy hablando de ti!) casi eclipsa su talento.

No es sorprendente que la artista de voz suave, que se sienta frente a mí con un vestido rosa de Jonathan Simkhai, todavía sea un enigma. Puede romperte el corazón al relatar el trauma adolescente tras ser arrojada a un basurero por sus compañeros, pero luego, intuitivamente, evita hablar de su novio desde hace un año, el agente de Hollywood Christian Carino, al darse cuenta de que no todo es para el consumo público. La única vez que la oigo reír es cuando Cooper la empuja juguetonamente contra la pared de vidrio que los separa y ella le saca la lengua.

Gaga dice que confió en Cooper para que la ayude a lograr su primer papel principal en una película, pero él también confió en ella para convertirlo en una estrella de rock convincente. En este punto, ella se inclina sobre la mesa con una mano extendida y me pide que la agite.

"Este apretón de manos fue lo más crucial para nosotros", explica mientras vuelve a cumplir su solemne contrato con Cooper. "Nos estrechamos la mano y Bradley dijo: 'Yo, Bradley, creo en ti y te acepto, Stefani, como actriz'. Y luego dije: 'Yo, Stefani, creo en ti y te acepto, Bradley, como músico'. Creo que el intercambio fue lo que realmente sostuvo tan fuertemente la colaboración".
Cooper y Gaga tienen una clara química en pantalla, no solo como personajes que se enamoran sino también como artistas musicales (coescribieron algunas de las canciones y las interpretaron en escenarios y festivales). Y Gaga convenció a Cooper para filmar todas las actuaciones en vivo. "No me gusta cuando estoy viendo una película y puedes ver que están sincronizando los labios", dice ella.

No es de extrañar que el papel de Ally le hablara a Gaga. La primera versión de la película, protagonizada por Janet Gaynor y Fredric March, se estrenó en 1937. Le siguieron Judy Garland y James Mason en 1954, y Barbra Streisand y Kris Kristofferson en 1976.

Gaga ha hablado antes sobre su amor por Garland y también venera a Streisand, a quien conoció hace tres años en una cena organizada por Ryan Murphy, amigo de Gaga y director de "American Horror Story".

"Barbra vino al set, pronunció un hermoso discurso y me pasó la antorcha, lo que fue una experiencia fenomenal", revela. "También le mostramos parte de la película ese día, y fue muy amable y maravillosa".

Stefani Germanotta, nacida en la ciudad de Nueva York, fue una prodigio que dominó el piano a la edad de 4 años, escribió su primera balada a los 13 y actuaba en el escenario cuando tenía 14. Después de la escuela, actuó en bares por las noches. Ella sonríe al recordar sus primeros pasos en su carrera, incluyendo el show de burlesque en Nueva York, Lady Gaga and the Starlight Revue, con la artista Lady Starlight.

"Llevábamos bikinis iguales, hicimos esta canción y bailamos para las 30 personas que entraban en el bar", dice. "Pero a los 15 minutos, levanté la vista y vi que había alrededor de 100 personas en la calle tomando fotografías. Nunca olvidaré ese sentimiento, sabiendo que nuestras voces estaban siendo escuchadas".

En este último recuento de "A Star Is Born", Ally ha renunciado a su sueño de ser una cantante a tiempo completo. En su lugar, es camarera y actúa una vez a la semana en un club de drag queens dirigido por amigos. Cuando el famoso músico Jackson Maine (Cooper) ve una de esas actuaciones, la pareja establece una conexión que cambia sus vidas.

Gaga dice que le dio a Cooper un montón de material basado en sus propias experiencias en la industria de la música para poner en su guión, y asiente con la cabeza cuando se le pregunta si la inseguridad de Ally sobre su apariencia, incluida su gran nariz, proviene de ella. "Esto me pasó absolutamente a mí", dice ella. "Me sugirieron que me hiciera una cirugía de nariz antes de que saliera mi primer sencillo, y dije que no porque me encanta mi nariz italiana".

"No siempre lo hice", agrega, "pero aprendí a amar quién era y trabajé duro para mantener mi autenticidad. Si alguien quería que me vea como un objeto sexual, yo quería ver lo contrario, así que siempre intentaba desafiar las normas sobre las mujeres en la música pop".

Mientras que ella parece estar más en casa que en Toronto usando maquillaje pesado, atuendos exagerados y peinados, la pequeña estrella admite que su personaje la inspiró a arriesgarse y aspirar a menos, no más.

"Este papel y esta transformación me sugirieron que recurriera a cosas que sucedieron mucho antes en mi vida, cuando me sentía muy tímida y no me sentía hermosa", dice sobre teñir su cabello a castaño y no usar maquillaje durante el rodaje. "Permanecer en ese estado vulnerable durante tanto tiempo fue difícil pero también liberador".

En diciembre, Gaga volverá a estar en modo diva cuando inicie una residencia en Las Vegas con un show titulado "Lady Gaga Enigma". Ella firmó un contrato de 100 millones de dólares para realizar 74 presentaciones en dos años y promete cumplir.

"He trabajado durante 10 años en esta industria y estoy emocionada de reinventar lo que significa estar en Las Vegas a esta edad", se ríe. "También quiero devolver algo a mis fanáticos".

Su devoción a sus admiradores es legendaria: Gaga siempre se ha proclamado como Madre Monstruo de sus Pequeños Monstruos, y ofrece apoyo sobre salud mental a los jóvenes a través de la "Born This Way Foundation", que promueve el amor, la aceptación y la autoexpresión. Cuando se le pregunta qué desearía haberle dicho a su yo más joven cuando la tiraron a la basura, se detiene.

"Lo que le diría a mi pequeña yo, o a todos los niños que se sintieron así, es lo siguiente: 'Agarra una chispa de luz en tu corazón, aférrate a ella para toda tu vida y mira cómo crece'. Es como un jardín. Tal vez solo haya una rosa, pero si te enfocas en esa rosa, eventualmente florecerá en un campo de flores".

En su caso, parece que las flores se han apoderado del jardín.

Traducción por Lady Gaga Monster Blog.
Si copias la traducción, menciona los respectivos créditos.
TRADUCCIÓN: Entrevista de Lady Gaga para la nueva edición del periódico Sidney Morning Herald TRADUCCIÓN: Entrevista de Lady Gaga para la nueva edición del periódico Sidney Morning Herald Reviewed by José Delgado on 10/14/2018 08:59:00 p. m. Rating: 5

No hay comentarios