Ads Top


REVIEW: Crítica de Pretty Much Amazing para el álbum "Joanne"


El famoso blog musical Pretty Much Amazing elaboró y compartió recientemente su crítica especializada para el álbum "Joanne", que se suma al conteo general de Metacritc.

Otorgando una muy buena calificación (que por el momento es la más alta), el periodista Peter Tabakis hace un repaso por la carrera de Lady Gaga elogiando las canciones del disco y asegurando que esta nueva era fue un rotundo cambio para una artista que está mostrando su más pura autenticidad. A continuación puedes leer el artículo traducido:


En las entrevistas, Lady Gaga cita con frecuencia la dieta constante del teatro musical y rock clásico al que ella se subió durante sus años de formación en Lower Manhattan. La artista, antes conocida como Stefani Joanne Angelina Germanotta, tomó su famoso nombre artístico de una canción de Queen. Sin embargo, el dance de su primer álbum, "The Fame", que la catapultó a la fama titular, apenas sugiere una afinidad por [Stephen] Sondheim o [Bruce] Springsteen. En su segundo LP, "Born This Way", Gaga trató de reconciliar el club con la teatralidad y el rock poco limpio. Y estuvo tentadoramente cerca de alcanzar ese objetivo en 'Marry The Night', 'The Edge of Glory' y 'Yoü and I'. Pero cuando "ARTPOP", un experimento avant-pop descabellado (en gran medida visto como un desastre), seguido unos años más tarde, sólo un par de canciones ('Dope' y 'Gypsy') avanzaron en el objetivo de "Born This Way". Sigo siendo un firme defensor de "ARTPOP", aunque ahora está claro que el distraído álbum de Lady Gaga abraza la interrupción de los primeros principios creativos.

"Joanne" es, por fin, el álbum que tú esperas de un idiota teatral inmensamente talentoso que tiene una inclinación por la música rock. Más impresionante, sin duda, es la obra de Lady Gaga, que llega después de una campaña astuta de rehabilitación durante la cual abandonó las acrobacias de los medios de comunicación (hasta luego, ¡trajes de noche comestibles!) y en su lugar puso sus dotes vocales en la pantalla. Su historia explica la conmoción que siguió a un impresionante sonido tras la actuación musical en los Oscars en 2015. Nadie, incluyendo a Julie Andrews, debería haber sido sorprendido por la increíble voz de Gaga.

Su gusto como artista es otro asunto, que con razón es llamado en tela de juicio una y otra vez. "Joanne" es poco probable de influir en los críticos y fanáticos para los que el bien siempre ha sido envenenado. Orgullo fuera de moda, el álbum, a veces se ciñe más a la tradición de la banda Heart o Elton John que a la sensibilidad pop moderna. Para mí, esta exploración (y elevación) de lo que algunos podrían llamar de mala calidad, es una característica más que un defecto. "Joanne" a través de estilos pop-rock despedidos y grandilocuentes ('Diamond Heart' y 'Perfect Illusion'), sentidos acentos ('Million Reasons' y 'Sinner's Prayer'), el sonido de un show de Broadway ('Come To Mama'), el dueto de los '70 ('Hey Girl'), con temor y alegría. ¿Estos 11 temas coherentes están en un todo hermético? No. De hecho, el álbum tiene un tiempo de ejecución de 39 minutos que puede resultar ser un latigazo cervical del género.

Pero "Joanne" encuentra a Lady Gaga, la artista, en su más genuino y cómodo momento en su piel. El calor se irradia desde sus duras letras y la producción experta del álbum (cortesía de Mark Ronson y BloodPop). Melodías brotaron de estas melodías indelebles, hechas a mano por Gaga y su cuadrilla abigarrada de co-autores (que incluye a Ronson, Kevin Parker de Tame Impala, Beck y Father John Misty). Las voces se elevan desde una cantante que ya no está interesada en la frialdad auto-impuesta, ha desatado su ariete de un instrumento.

Cuando se evalúa un nuevo trabajo de un artista o banda famosa, a menudo me imagino cómo sonaría desde detrás de un velo de ignorancia, sin la mancha del prejuicio y, tal vez, con cierto grado de generosidad. Si este fuera el álbum debut de una banda de rock prometedor, con Stefani Germanotta como su cantante fabulosa, sospecho que "Joanne" sería aclamado por su audacia. Va desde la fuerza ('Diamond Heart' y 'A-YO') a lo precioso ('Joanne') y vuelve de nuevo a un ritmo sin aliento. El álbum alcanza el golpe completo en su parte media dance-rock ('John Wayne', 'Dancin' In Circles' y 'Perfect Illusion') antes de direcciones más suaves y más extrañas. 'Million Reasons' es una balada country preciosa, que da paso a la canción de dos pasos de 'Sinner's Prayer'. Manos de jazz levantan la eufórica 'Come To Mama'. Florence Welch bambolea en el recuerdo de la hermandad fácil en 'Hey Girl'. "Joanne" concluye con la devastadora, si inescrutable, 'Angel Down'.

Volviendo a la realidad, y al contexto completo, "Joanne" aún representa una corrección de rumbo sorprendente para Lady Gaga. Al abandonar el club de baile, ella puede haber dejado de lado su condición de estrella del pop de una vez por todas. Sin embargo, Gaga se ha convertido en algo mejor y más verdadero. Stefani Germanotta es una diosa del rock teatral. Y, bebé, ella nació de esa manera.


Traducción: Lady Gaga Monster Blog
Si copias la traducción, menciona los respectivos créditos.

REVIEW: Crítica de Pretty Much Amazing para el álbum "Joanne" REVIEW: Crítica de Pretty Much Amazing para el álbum "Joanne" Reviewed by José Delgado on 10/24/2016 03:56:00 a. m. Rating: 5

No hay comentarios